¿En que consiste la Ley de metales preciosos?

Cuando hablamos de joyas fabricadas con metales preciosos, estamos hablando de aquellas piezas que contienen de forma parcial o total alguno de los metales preciosos con los que trabajamos en el sector de la joyería: Oro, plata o Platino. Para entender la composición de las joyas con estos metales, debemos conocer la considerada «ley» (o también llamada proporción) que rige la fabricación de piezas de joyería con metales preciosos.

Para considerar una pieza como «ley», la joya deberá tener un contenido de metal precioso igual o superior al marcado por esta. Para saber que proporción de metal precioso contiene cada pieza se puede expresar en milésimas o en quilates. En el caso del oro puro podemos decir que tiene 24 quilates o bien que tiene 1000 milésimas.

Ley o proporción del oro

En el caso de este metal precioso, podemos encontrar tres tipos de «leyes»: En primer lugar y el más valorado se trata del oro de primera ley o también conocido como el oro de 18 quilates, como ya os hemos explicado esto significará que por cada 24 partes de peso de la aleación 18 son de oro puro y el resto de otros metales.

Por otro lado denominamos oro de segunda ley a aquellas joyas fabricadas con 14 quilates de oro puro y por último el oro de 9 quilates, que cuenta con 375 partes de oro por cada mil.

 

Ley o proporción de la plata

En el caso de la plata, para que una joya pueda ser correctamente comercializada en los mercados internacionales, deberá lograr alguna de las siguientes leyes: 999, 950, 925 y 800. Para que una joya de plata tenga la rigidez y solidez necesaria no la podremos fabricar con el 100% de plata pura, por lo que estas piezas suelen mezclarse con otros materiales como suele ser el cobre ya que éste no altera su color.

En el caso de la plata de primera ley y según la legislación vigente en España, es aquella aleación de plata que presenta un 92,5% de plata pura y un 7,5% de cobre. O también expresado en milésimas: 925 partes de plata por cada 1000 partes.

Ley o proporción del platino

Por último no podemos despedirnos sin hacer mención al metal precioso más valioso del mercado: El platino. En este caso el platino de ley contiene 950 milésimas, se trata de un material muy resistente a la corrosión y debido a su gran densidad es necesario equipos de alta tecnología para tratarlo.

Uno de los sustitutivos más económicos del platino es el oro blanco, en este caso su aleación consta de cuatro partes de oro y una parte de paladio, metal noble, que al mezclarse, obtiene un color blanco blanco mate.

¿Te han servido nuestros consejos para conocer mejor en que consiste la «Ley» o proporción de metales preciosos? ¿Quieres informarte mejor como consumidor/a? Pues no dudes en visitar nuestra joyería en el centro de Valencia, estamos en la Avenida del Oeste num 30 ¡Muy cerquita de la Plaza del Ayuntamiento y del mercado central!



preloader